un poco de Historia

La llegada de Hahnemann a París . . .

  Con la llegada de Hahnemann a París, los intereses de los alópatas se sintieron perjudicados por la presencia del sabio en la capital de Francia. Era una personalidad de mayor relieve que venía, con una nueva doctrina, a disputarles la curación de los enfermos y capaz de quitarles su clientela. La Academia de Medicina SE dirigió a Guizot, entonces Ministro de Instrucción Pública, solicitando que se prohibiera a Hahnemann el ejercicio de la medicina en Francia.

La respuesta no se hizo esperar: “Hahnemann, dijo Guizot, es un sabio de gran mérito. La ciencia debe ser para todos. Si la homeopatía es una quimera o un sistema sin valor propio, caerá por si misma. Si ella es, por el contrario, un progreso, se desarrollará a pesar de nuestras medidas prohibitivas, y la Academia ha de recordar antes que todo, que tiene la misión de hacer progresar la ciencia y de estimular los descubrimientos.”

  Hoy en día se estima que en todo el mundo existen más de 248.400 médicos especializados en Homeopatía, a los que habría que añadir los profesionales médicos que utilizan este método terapéutico con regularidad y otros profesionales de la salud no médicos, unos 236.300, que están oficialmente cualificados y habilitados para prescribir o aconsejar estos medicamentos. En cuanto al número de personas que utilizan habitualmente medi- camentos o tratamientos homeopáticos, se estima en una cifra superior a los 300 millones de pacientes de todo el mundo.(libro blanco Boiron)